viernes, 9 de abril de 2010

Las amiguitas



Las mujeres somos seres extraños, seres bellos, misteriosos, de piel suavecita, colmillos afilados, y creo que los hombres nunca nos van a entender. Lo malo es que nosotros tampoco nos entendemos una mierda.

Me gusta tener mujeres amigas, platicar sobre las artes amatorías, zapatos y cuanta vanalidad me pase por la mente, cosa que cualquier hombre (que no sea homosexual) no disfrutaría.

Estos días no sé porque he tenido muchos choques con féminas, parece que los planetas se alinearon para chingarme. Usualmente soy un ser pacifico con espíritu bélico, pero ahora ando más peleonera con mi genero, ¿Qué realmente somos unas perras envidiosas que no nos podemos llevar bien? Muchos de mis amigos varones me han dicho eso constantemente, cosa que dudaba anteriormente, pero ahora comienzo a darles algo de razón. No se las doy toda, porque a los hombres nunca hay de darles todo, porque primero se mal acostumbran y luego se aburren.
Volviendo al tema de las mujeres, honestamente ni siquiera yo me comprendo todos los días del mes, a lo mejor unos 20, los otros los dedico a la locura y a mí alma de ninfa que corre por la vida.
Necesito relajarme más, definitivamente o me voy a morir de un derrame cerebral, ando muy estresada estos días, estupida tesis y problemillas cotidianos quieren acabar conmigo, pero no les voy a dar el gusto, tienen domadora para rato, y tiene ganas de jugar...

6 comentarios: