martes, 20 de abril de 2010

Casualidades del destino


Todo lo que llega a nuestras vidas, todo lo que se va, todas esas personas que se alejan y las que se quedan a tú lado, están realmente contigo por una razón. Yo antes creía que era una sarta de mierda esas cosas, que eran solo presentaciones cursis en Power Point con paisajes de algún maravilloso bosque que terminan con la leyenda de: "Manda esto a 10 personas que quieras y a quien lo mando, para que sepan lo especiales que son para tí", a lo que yo digo: ¡Blah!

Desde hace poco tiempo comencé a creer en esto, note que muchas personas, hayan sido una basura conmigo o me hayan enseñado algo bueno o malo, me han dirigido de una u otra manera al punto de mí vida al que me encuentro, un "Efecto dómino", y al pensar y meditar sobre esto, realmente la vida ha sido buena conmigo, hay gente que ha aportado tanto y otros que nomás vinieron a joderme, pero en fin, yo también he hostigado algún alma de un buen samaritano, así que creo que estamos a mano.

Algunas veces trato de ser una buena persona, para no pagarla al rato (Mí karma es instantáneo, así como las palomitas que explotan de inmediato en el microondas), pero que difícil es portarse bien, sabiendo lo delicioso que es hacer una que otra maldad, de esas que endulzan esta vida tan agridulce, pero a fin de cuenta llena de sabores.

4 comentarios:

  1. justamente estaba reflexionando con mi vida llegue ala conclusion de "¿Que pedo?", despues de leer lo que escribiste entedi un poco mas de el por que en ocaciones nos topamos con personas que nos hacen sentir una gran cagada.
    Ultimamente he tenido muy mala suerte, solo espero sea momentaneo.

    ResponderEliminar
  2. suele suceder, a veces uno tiene unas "rachas" asquerosas en las que hasta lo más sencillo, se hace tan difícil, el chiste de la vida, es no rendirse, yo también he tenido mis momentos de vida asquerosa, pero recuerda que en esta vida unas veces se está arriba, y otras abajo. Mucho animo y pa' lante, te mando buena vibra y gracias por visitar mí blog

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja sigues sin perder el toque...

    ResponderEliminar